Cine para enamorarse

¡El Amor está en el aire! Hoy os traemos el top 10 de las películas más románticas de todos los tiempos. Nada de soserías, romanticismo de verdad 😉

10

"Si no amaneciera" de Mitchell Leisen (1941)

Georges Iscovescu (Charles Boyer), un seductor europeo que quiere residir en los Estados Unidos, decide casarse con una romántica e ingenua maestra norteamericana (Olivia de Havilland) para conseguir el permiso de residencia.
9

"El Apartamento" de Billy Wilder (1960)

C.C. Baxter (Jack Lemmon) es un modesto pero ambicioso empleado de una compañía de seguros de Manhattan. Está soltero y vive solo en un discreto apartamento que presta ocasionalmente a sus superiores para sus citas amorosas. Tiene la esperanza de que estos favores le sirvan para mejorar su posición en la empresa. Pero la situación cambia cuando se enamora de una ascensorista (Shirley MacLaine) que resulta ser la amante de uno de los jefes que usan su apartamento (Fred MacMurray).
8

"La Heredera" de William Wyler (1949)

Catherine Sloper (Olivia de Havilland), una rica heredera, tímida, inocente, poco agraciada y no muy joven, es pretendida por un apuesto joven (Montgomery Clift). Ella se enamora de él apasionadamente, pero su cruel y despótico padre se opone a la boda y amenaza con desheredarla. Adaptación de la novela de Henry James "Washington Square".
7

"Jennie" de William Dierterle (1948)

Un pintor (Joseph Cotten) arruinado y abatido por haber perdido la inspiración conoce, un frío día de invierno, a una chiquilla en Central Park vestida de un modo anticuado (Jennifer Jones). A partir de ese momento se suceden otros encuentros, con la particularidad de que en breves intervalos de tiempo la chica se va convirtiendo en una bellísima joven, de la cual el pintor se enamora. Pero Jennie esconde un secreto…
6

"Carta de una desconocida" de Max Ophüls (1948)

Un famoso pianista (Louis Jourdan) recibe una carta de una mujer con la que mantuvo en el pasado, una relación amorosa que ya no recuerda. Lisa (Joan Fontaine) es para él una desconocida, alguien que ha pasado por su vida sin dejar huella. Y, sin embargo, ella sigue apasionadamente enamorada de aquel joven músico que conoció cuando era todavía una adolescente.
5

"Desayuno con diamantes" de Blake Edwards (1961)

Holly Golightly (Audrey Hepburn) es una bella joven neoyorquina que, aparentemente, lleva una vida fácil y alegre. Tiene un comportamiento bastante extravagante, por ejemplo, desayunar contemplando el escaparate de la lujosa joyería Tiffanys. Un día se muda a su mismo edificio Paul Varjak (George Peppard), un escritor que, mientras espera un éxito que nunca llega, vive a costa de una mujer madura.
4

"Vacaciones en Roma" de William Wyler (1953)

Durante una visita a Roma, Ana (Audrey Hepburn), la joven princesa de un pequeño país centroeuropeo, trata de eludir el protocolo y las obligaciones que implica, escapándose de palacio para visitar la ciudad de incógnito. Así conoce a Joe (Gregory Peck), un periodista americano que busca una exclusiva y finge desconocer la identidad de la princesa. La pareja vivirá unas jornadas inolvidables recorriendo la ciudad.
3

"Antes del Atardecer" de Richard Linklater (2004)

Jesse y Celine se conocieron en un tren y pasaron juntos una noche inolvidable paseando por Viena. Aunque prometieron encontrarse de nuevo seis meses más tarde, esa cita nunca llegó a producirse. Nueve años después, se vuelven a encontrar en París.
2

"Casablanca" de Michael Curtiz (1942)

Casablanca era una ciudad a la que llegaban huyendo del nazismo gente de todas partes. El objetivo de la policía secreta alemana es el líder checo y héroe de la resistencia Victor Laszlo, cuya única esperanza es Rick Blaine, propietario del 'Rick’s Café' y antiguo amante de su mujer, Ilsa Lund. Rick e Ilsa se habían conocido en París, pero la entrada de las tropas alemanas en la capital francesa les separó.
1

"Tú y Yo" de Leo McCarey (1957)

Un elegante playboy (Cary Grant) y una bella cantante de un club nocturno (Deborah Kerr) se conocen a bordo de un lujoso transatlántico y surge entre ellos un apasionado romance. Aunque ambos están comprometidos (ella es la amante de un magnate y él se va a casar con una rica heredera), establecen un pacto antes de abandonar el barco: encontrarse en el Empire State Building en un plazo de seis meses si siguen sintiendo lo mismo el uno por el otro. 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado ni usado para publicidad. Los campos obligatorios están marcados con un asterisco