El Yihadismo

El mundo no es el lugar seguro que nos gustaría ya que hay una serie de peligros desarrollándose en la sombras, especialmente si hablamos del terrorismo yihadista. El cine tiene la magia de poder tomar la realidad y nuestros propios miedos para convertirlos en obras impactantes que deseamos solo se queden en la gran pantalla. Hoy traemos 5 miradas sobre el mundo del fundamentalismo de la mano de directores de distintos países:

“Timbuktu” de Abderrahmane Sissako (2014)

País: Mauritania. Los alrededores de Tombuctú (Mali) han caído en manos de extremistas religiosos. En la ciudad, los habitantes padecen el régimen de terror impuesto por los yihadistas: prohibido escuchar música, reír, fumar e incluso jugar al fútbol. Cada día, unos tribunales improvisados lanzan sentencias tan absurdas como trágicas. El caos que reina en Tombuctú no parece afectar a Kidane hasta el día en que accidentalmente mata a Amadou, un pescador que ha acabado con la vida de “GPS”, su vaca favorita. Ahora debe enfrentarse a las leyes impuestas por los ocupantes extranjeros. Nominada al Oscar y gran triunfadora en los Premios Cesar con 7 premios.

“Los caballos de Dios” de Nabil Ayouch (2012)

País: Marruecos. Una extraordinaria película que nos permite entender porqué unos adolescentes se convierten en yihadistas. Yachine tiene diez años y vive con su familia en Sidi Moumen, un poblado de chabolas de Casablanca. Su madre, Yemma, hace lo que puede por sacar adelante a la familia. Su padre se encuentra en un estado depresivo y de sus tres hermanos uno está en el ejército, otro es prácticamente autista y el tercero, que tiene trece años y se llama Hamid, es el cabecilla del barrio y el protector de Yachine. Cuando Hamid sale de la cárcel se ha convertido en un islamista radical y convence a Yachine y a sus amigos para que se unan a sus ‘hermanos’. El líder espiritual del grupo, el imán Abou Zoubeir, se encarga de dirigir el prolongado entrenamiento físico y mental de los muchachos, antes de anunciarles que han sido elegidos para convertirse en mártires. Interpretación libre de los atentados terroristas que tuvieron lugar el 16 de mayo de 2003 en Casablanca.

“Four Lions” de Christopher Morris (2010)

País: Reino Unido. Comedia kamikaze gamberra sobre la imbecilidad fundamentalista. Omar (Ahmed) es un musulmán radical de nacionalidad inglesa que ha creado una célula terrorista de la que forman parte su hermano Waj (Novak), un muchacho muy simple, Barry (Lindsay), un extremista que odia a los blancos y Fessal (Akhtar), un aprensivo fabricante de bombas. Mientras que Omar y Waj están en Pakistán en un campo de entrenamiento mujaidín, Barry recluta a Hassan (Alí), un aspirante a rapero. Cuando Omar regresa a Gran Bretaña, trae consigo un plan: un ataque suicida con bomba contra un objetivo occidental insólito.

“A Wednesday” de Neeraj Pandey (2008)

País: India. Interesante thriller indio con un estupendo ritmo narrativo y una interesante reflexión sobre el tema terrorista y sus motivos. Un hombre llama a la policía de Bombay y les dice que ha colocado 5 bombas en distintos lugares de la ciudad y que en poco tiempo estallarán. A cambio de evitar la masacre pide que 4 terroristas sean liberados.

“Paradise Now” de Hany Abu-Assad (2005)

País: Palestina. Conflicto árabe-israelí. Dos jóvenes palestinos, amigos desde la infancia, a los que reclutan para llevar a cabo un atentado suicida en Tel Aviv. Después de una última noche con sus respectivas familias, de las que no les está permitido despedirse, parten hacia la frontera con explosivos pegados al cuerpo. Sin embargo, nada sale como estaba previsto y una serie de contratiempos les obliga a separarse. Entonces tendrán que replantearse su vida y sus convicciones.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado ni usado para publicidad. Los campos obligatorios están marcados con un asterisco