Tennessee Williams

El dramaturgo más importante de la literatura norteamericana. Su obra es puro teatro donde se dan toda clase de sentimientos humanos: envidia, codicia, egoísmo, celos, amor o culpabilidad. En una época en la que las comedias ligeras y los musicales acaparaban los escenarios, las obras de Williams, de sentimiento desnudo y poesía, supusieron una revolución. Él mismo decía “airear los armarios, áticos y sótanos del comportamiento humano”. Estas son las mejores adaptaciones al cine de las obras de Tennessee Williams:

Un tranvía llamado deseo (Elia Kazan, 1951)

Para Tennessee Williams supuso el primero de los dos premios Pulitzer que obtuvo.

La confrontación entre una altiva y desequilibrada mujer, Blanche (Vivien Leigh), perteneciente a una familia acomodada venida a menos, y su rudo cuñado, un obrero de origen polaco llamado Stanley (Marlon Brando), desencadenará violentas pasiones.

La gata sobre el tejado de zinc (Richard Brooks, 1958)

Uno de los mejores films de la epoca dorada del cine y una de mis pelis de cabecera. Una película muy elegante con esos tonos pastel, una maravilla. Lo que el viento se llevó me descubrió toda la magia del cine pero empecé a amarlo tras ver esta película. Nunca he visto tan bella a Liz Taylor. Recibió 6 nominaciones a los Oscar y no ganó ninguno pero supuso el segundo Pulitzer para Williams.

La inminente muerte del anciano patriarca de una acomodada familia del Sur desencadena terribles tensiones entre sus herederos. Uno de sus hijos, Brick (Paul Newman), indeciso y apático, se refugia en el alcohol y se muestra completamente indiferente ante la situación, pero Maggie (Liz Taylor), su mujer, no está dispuesta a contemplar impasible su destrucción.

De repente, el último verano (1959)

Tennessee Williams nunca perdonó a sus padres por someter a su hermana Rose a una lobotomía que la dejó incapacitada de por vida. Tal vez sea la mejor adaptación al cine de su obra.

Drama psicológico ambientado en la Nueva Orleáns de los años 30, ciudad en la que una rica viuda llamada Violet Venable (Catherine Hepburn) decide ayudar financieramente al sanatorio psiquiátrico del doctor John Cukrowicz (Montgomery Clift) si éste le realiza una lobotomía a su sobrina Catherine (Liz Taylor).

Dulce pájaro de juventud (Richard Brooks,1962)

Un drama amargo y asfixiante que desnuda la relación entre una actriz madura y su despiadado amante, que se mueven en un mundo sórdido y escabroso, atenazados por sus miserias. Un fracasado aspirante a actor regresa a su ciudad natal convertido en el gigoló de una estrella en declive que promete introducirlo en el mundo del cine. Pero lo que realmente desea es recuperar el amor de su antigua novia, la hija del cacique local.

La noche de la iguana (John Houston, 1964)

Las tormentosas relaciones con diversas mujeres de un sacerdote anglicano alcohólico reconvertido en guía turístico retirado en México le sirvieron a John Huston para firmar un espléndido filme plagado de magistrales diálogos y que ofrece portentosas actuaciones a cargo de Richard Burton, Ava Gardner y Deborah Kerr, quienes se meten en la piel de seres desarraigados llenos de fantasmas interiores tan del gusto de Tennessee Williams.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado ni usado para publicidad. Los campos obligatorios están marcados con un asterisco