Los Timadores

Hay quien dice que cada minuto nace un incauto. La picaresca siempre ha dado mucho juego y nos ha regalado estupendos títulos sobre el género: estafadores, falsificadores, liantes y embaucadores. Hoy traemos 10 escenas sobre ladrones y timadores profesionales:

10

"Los Tramposos" de Pedro Lazaga (1959)

Paco (Antonio Ozores) y Virgilio (Tony Leblanc) son dos golfos madrileños que viven del timo en todas sus variantes: desde el timo de la "estampita" al "tocomocho". Como la policía les sigue la pista, son cada vez más frecuentes sus visitas a la comisaría y sus estancias en la prisión de Carabanchel. 
9

"La Gran Estafa" de Don Siegle (1973)

Un ladrón (Walter Matthau), con la colaboración de su mujer y de un amigo, roba un banco sin saber que la Mafia guarda allí su dinero. A partir de ese momento, el infeliz criminal deberá huir de los gángsters al mismo tiempo que trata de esquivar a la policía.
8

"El color del dinero" de Martin Scorsese (1986)

Eddie Felson (Paul Newman), antiguo campeón de billar retirado, vive de su negocio de licores. Un día, en una sala de juego, conoce a Vincent (Tom Cruise), un joven jugador de billar, que aún no ha encontrado un oponente de su talla. Felson le enseñará todo cuanto hay que saber para explotar su talento: la astucia para conseguir dinero, incluyendo la lección más importante de todas: hay que saber perder para poder ganar. 
7

"Casa de juegos" de David Mamet (1987)

La doctora Margaret Ford (Lindsay Crouse), una eminente psiquiatra, tiene un joven paciente que se ha metido en un buen lío: debe 25.000 dólares a unos individuos que están dispuestos a eliminarlo si no salda la deuda. Esa misma noche la doctora acude a un local llamado la "Casa de juegos" con la intención de pagar la deuda de su paciente, y conoce a Mick (Joe Mantegna), un elegante timador profesional por el que se sentirá atraída.
6

"En bandeja de plata" de Billy Wilder (1966)

Harry Hinkle (Jack Lemmon), un cámara de televisión, está transmitiendo un partido a pie de campo, cuando sufre una conmoción cerebral a raíz de un choque fortuito con un futbolista. A pesar de que se trata de una lesión sin importancia, su cuñado Willie Gingrich (Water Matthau), un abogado sin escrúpulos, le propone fingir una grave lesión con el fin de cobrar una substanciosa indemnización. Al principio, Harry se muestra reacio, pero acaba aceptando la propuesta porque alberga la esperanza de reanudar la relación con su ambiciosa y oportunista ex-mujer.
5

"El callejón de las almas perdidas" de Edmund Goulding (1947)

Película de culto. Stanton Carlisle (Tyrone Power) junto con Lilith Ritter (Helen Walker), una psicóloga no titulada, elaboran un plan para explotar la buena fé de personas adineradas y crédulas.
4

"El fuego y la palabra" de Richard Brooks (1960)

Elmer Gantry (Burt Lancaster) es un hombre atractivo, oportunista y absolutamente inmoral. Tras asistir, por casualidad, a una reunión religiosa, se da cuenta de lo fácil que es ganar dinero como predicador y se convierte a la religión Evangélica. Con la hermana Sharon Falconer (Jean Simmons) a su lado, Elmer pronuncia unos estremecedores sermones que le permiten conseguir fama y dinero. Pero un periodista (Arthur Kennedy) sigue sus pasos para desenmascararlo.
3

"Los falsificadores" de Stefan Ruzowitzky (2007)

Obtuvo el oscar a la mejor película de habla no inglesa. Sorowitsch (Karl Markovics), el rey de los falsificadores de moneda, es un judío sin escrúpulos que cree que "la manera más rápida de ganar dinero es fabricar dinero" y no le preocupa en absoluto lo que está sucediendo a su alrededor, ni siquiera la situación de los judíos. Sin embargo, cuando estalla la guerra, es arrestado y llevado a un campo de concentración nazi, donde se ve obligado a trabajar con otros falsificadores. Su misión: fabricar libras esterlinas. A cambio, sus condiciones de vida son mejores que las de los demás prisioneros. Sin embargo, esta situación les plantea a algunos un grave dilema moral: cooperar con sus verdugos equivale prolongar la guerra y facilitar la victoria de la Alemania nazi.
2

"El Golpe" de George Roy Hill (1973)

Johnny Hooker (Robert Redford) y Henry Gondorff (Paul Newman) son dos timadores que deciden vengar la muerte de un viejo y querido colega, asesinado por orden de un poderoso gángster llamado Doyle Lonnegan (Robert Shaw). Para ello urdirán un ingenioso y complicado plan con la ayuda de todos sus amigos y compinches.
1

"Atrápame si puedes" de Steven Spielberg (2002)

Una de las películas de Spielberg incomprensiblemente más olvidadas. Basada en una historia real. En los años sesenta, Frank W. Abagnale (Leonardo DiCaprio) era un joven y escurridizo falsificador que adoptaba diversas identidades. DiCaprio encarna a un tipo que delinque con habilidad y carisma, sin tecnología, y lo hace con elegancia y convicción.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado ni usado para publicidad. Los campos obligatorios están marcados con un asterisco